domingo, 21 de octubre de 2007

Pedazo fin de semana!

Aquí estoy de nuevo, después de sobrevivir a una cena típica japonesa, unas termas demasiado calientes, una noche de karaoke, poco tiempo para dormir, una visita por la era Meji y un largo viaje en coche, sigo vivo para poder explicaros, con pelos y señales, lo vivido durante este pedazo fin de semana.

La aventura empieza pronto, quizás demasiado y todo. Me levanté a las 7 de la mañana para que a las 8 de la mañana, y después de volver varias veces a la habitación por cosas olvidadas (5 veces xD), Javi y yo nos dirigiesemos hacia la estación de Gotanda. Allí habíamos quedado sobre las 9 de la mañana con Pablo, Santi y su familía japonesa, la cual nos recogería para llevarnos hacía lo desconocido.

Poco tiempo después nos encontrabamos los cuatro sentados en el pedazo de coche de su familia, recorriendo una autopista con un rumbo que aún ignorabamos, mientras pasabamos el rato dándole al mario kart de la DS. Y pensaréis... pudiendo ver el paisaje de Japón y vosotros jugando a la DS!! Pues no! El paisaje no se puede ver desde una autopista japonesa ya que la mayor parte de ésta, está rodeada por unas vallas de unos 3 metros de alto que no dejan ver nada de nada. Un engorro...


Primera parada: Al cabo de un rato (no se cuanto porqué con la DS pasa el tiempo volando xD) llegamos a una especie de tienda/museo donde nos enseñaron como grababan la madera antiguamente con distintos motivos bastante curiosos para hacer todo tipo de moviliario y adornos varios. Una visita cultural por así decirlo... No estaba mal del todo aunque no me apasionó, la verdad xD. Lo siento pero de esto no tengo fotos ya que no dejaban hacerlas :(

Segunda parada: Después de ver aquel museo nos subimos de nuevo al coche y dimos otro largo paseo hasta un hotel de superlujo donde se suponía que ibamos a comer. Se llama Fujiya Hotel y según nos explicó el padre, ese fue el primer hotel de estilo occidental que se construyó en Japón. Además estaba hecho de madera maciza con lo que os podéis hacer una idea de lo impresionante que era. Y coincidimos con muchas novias vestidas de blanco y con el traje tradicional japonés ^^

Lo mejor de todo es que todo lo que tenía el hotel de bonito, lo tenían sus platos de buenos. Los padres nos explicaron que su especialidad era el curry y que mucha gente iba allí sólo por eso, pero a mi el curry no me hace mucha gracia así que me pedí un pollo super tierno y jugoso acompañado de una salsa espectacular. Además de una sopa muy rica y pan de nueces con mantequilla. Pablo, en cambio, si se atrevió con el curry, aunque acabó diciendo que estaba bastante picante (a pesar de que la mujer decía que era muy suave). Fue una comida muy entretenida ya que la madre nos contó muchos de sus gustos y aficiones. Pablo no paraba de hablarle de sus animes favoritos y la tía los conocia todos. Incluso le dijo que se parecía al abuelo de Heidi! xD. En fin, una comida fantástica que además nos salió muy barata ya que nos la pagaron ellos ^^ No saqué fotografías del interior porque tampoco era plan pero si queréis ver como era por dentro os dejo la dirección de la página web del hotel:
http://www.fujiyahotel.jp/english/facilities_en.html

Exteriores del hotel


Lavabo del hotel (Cuando lo vi no pude contenerme, tenía que hacerle una foto! xD)



Cuarta parada: Una vez comidos nos dirigimos a Hakone, el lugar donde, finalmente, nos hospedaríamos. Pero antes hicimos una parada en un mirador desde donde se podía contemplar una vista preciosa del monte Fuji. Aproveché para sacar un montón de fotos y de paso ir probando las opciones que tiene la cámara. El caso es que tengo fotos con muchos tonos distintos. ^^ Vaya tela... Pero aún y así creo que no han quedado nada mal para ser mis primeras fotos como debutante en esto de las cámaras reflex :P







Quinta Parada: Antes pasamos por un par de tiendas donde los padres de Santi compraron unas pastitas y, mientras esperabamos a que se las dieran, nos prepararon un te verde tradicional japones. Yo lo probé por compromiso ya que a mi el té no me gusta y la verdad es que sabía a rayos. Además olía como a pescado muerto... No creo que vuelva a probar el te verde ese nunca más. Cuando salimos de la tienda, de camino al coche, pudimos ver como se exponían un par de geishas en la estación de tren. La verdad es que eran bastante feas así que no me extrañaría que hoy aún siguiesen por allí xD


Quinta y última parada del día: Por fin llegamos al hotel! Y a primera vista no parace ser un ryokan tradicional... Se ve que Santi no se enteró o no se explicó muy bien porqué de ryokan tenía bastante poco. Por lo que entendí, era un hotel para los trabajadores de Sony (el padre trabaja para Sony pero no puede sacarme la play más barata :'( joo ) El hecho de que no fuese un ryokan no quiere decir que no fuese una pasada de hotel xD. Nuestra habitación tenía una mezcla de estilo tradicional con lo mejor de la tecnología actual. Un baño con mandos de esos raros, una peazo de tele y la play 2 (ya podrían poner la 3) para hechar unos vicios a los juegos que podías pillar abajo. Y cada uno tenía su futón para dormir y su traje yukata para ir por ahí vestidos to chulo. Además de una termas con una sauna bastante guapas!

Nomás llegar exploramos a fondo la habitación, nos hicimos unas partiditas a la DS, comimos mikas (mandarinas), nos pusimos nuestros yukatas para hacer un poco el friki por allí, y, al cabo de una hora, nos fuimos a dar un bañito relajante en las termas. Tras ese baño caliente (quizás demasiado para mi) y un ratillo en la sauna (no duré ni 3 minutos xD) fuimos a la habitación donde seguimos haciendo el friki con los yukatas (ya veréis nuestro proyecto... ^^) hasta la hora de ir a cenar. O la hora de la tortura japonesa.....


Seguro que hay mucha gente que es capaz de comerse la "comida" tradicional japonesa. Incluso habrá algún insensato al que le pueda llegar a gustar. Pero a mi NOOOO. Llegamos a la mesa y quedé paralizado del terror. Supongo que debí poner una cara parecida a la de Javi xD. Pablo, en cambio, disfrutó de lo lindo con la cena. Santi dijo que ya estaba acostumbrado a ese tipo de cocina, por llamarlo de una manera cortés. La cena era un montón de cosas pequeñas de colores distintos y olores no muy apetitosos. Y cuando luego te dicen que eso que acabas de comerte, que sabe a rayos y que parecía fideos pequeños son, en realidad, trozos de medusa ya se te quita el hambre para toda la noche. Tendríais que haver visto la cara que puso Pabo al enterarse... xD La verdad es que no disfruté nada con la cena pero lo probé todo y me comí casi todo. Hice el papel de un turista respetuoso pero se que mi estómago no me consentirá la misma hazaña nunca más.

A la salida del comedor fuimos a realizar la actividad nº1 de los japoneses. El KARAOKEE!!. Fuimos los 6 a una sala enorme con una pantalla muy grande y cantamos canciones muy frikis! El padre cantaba canciones típicas japonesas y no lo hacía nada mal. Luego fliparon bastante con nuestras actuaciones estelares. Javi encendió la mecha con su thriller a lo Jackson y de ahí en adelante fue un no parar. Nombrar tan sólo las versiónes de ABBA (Chiquitita y Mamma Mia) de Pablo y yo, la de mazinger Z de Javi y Pablo, Santi y yo con My Way de Sinatra y Staying Alive de los Bee Gees por Javi y mi persona. Fue muy divertido xD

Sobre las 11 y algo de la noche, después de varias horas dándole a las cuerdas vocales, decidimos irnos a la habitación donde, durante unas cuanas horillas más, disfrutamos de grandes partidas a la DS y, sobre las 3 y pico decidimos irnos a dormir ya que al día siguiente teníamos que levantarnos a las 8 de la mañana para ir a desayunar.

Vistas desde el balcón de la habitación


Por suerte el desayuno fue muuucho mejor que la cena. Lo cual tampoco sería muy difícil... El desayuno se componía de unas tostadas con mantequilla y mermelada, tortilla, salchichas, zumo, leche, yogurt con fruta y una especie de bechamel muy buena. Un gran desayuno, si señor.

A las 10 abandonamos la habitación y nos dirigimos a la 1º parada del día: Una especie de paso fronterizo de Hakone ambientado en la edad Meji. Habían unas 5 o 6 casa donde podías ver como eran hace 150 años las casas y la vida de un japonés en un puesto fronterizo. Además, justo al lado, había un museo donde pudimos flipar con las armas, métodos de lucha, armaduras y demás parafernalia bélica de aquellos tiempos. Una pena que no dejasen hacer fotos dentro... :(


Al acabar la visita cogimos el coche y volvimos de nuevo a Tokyo. Fue un viaje más corto que el anterior ya que nos lo pasamos sobando xD. Fuimos a comer a un sitio que conocía la familia de Santi donde hacían un ramen de muerte. Esta vez, y para variar, pagamos nosotros :p Al acabar el ramen nos dejaron en la estación de Gotanda donde nos despedimos de Santi y su familia con un profundo arigatooo.

Sobre las 4 y pico de la tarde llegamos a Matsudo y disfrutamos de una tarde tranquila haciendo fotos por aquí cerca, lavando la ropa, acualizando el blog y cenando comida de verdad: 2 Doble chesseburger con patatas y cocacola xD

De nuevo en Matsudo


Nos vemos!

3 comentarios:

Ryotaro dijo...

JAJAJAJA que gran fin de semana, y que buena estaba la medusa. JAJAJAJAJAJAJAJA. Por cierto los videos los teng que retocar, por que el de abba ocupa un huevo, y youtube no me deja subirlo.
Nos vemos en clase

Anónimo dijo...

Pareceis salidos de Radma!! Juas!

k

roser dijo...

VIIIIIIIIIIIC!!! peasso de frikiiiii, cuándo vas a mirar los objetivos?? ah y muy fonitos los pijamas, lo siguiente un anuncio para calvin klein