miércoles, 3 de octubre de 2007

Día 1 (Segunda Parte)

Y aquí sigo con el viajecito desde donde lo dejé ayer, en Heathrow. Y de paso pongo algunas fotillos que ya toca!

Si el viaje hacia Londres no fue muy bueno, el de Narita no mejoró mucho. Ya nomás empezar, malas noticias. Javi había perdido su vuelo! Estuvo más de hora y media para pasar los arcos de seguridad de Heathrow y cuando llegó a la puerta de embarque ya la habían cerrado. Llegó 5 minutos tarde... Así que tuvo que esperar todo un día en el aeropuerto de Londres.

Por mi parte las cosas no iban mucho mejor ya que mi vuelo no hacía más que retrasarse. Finalmente, hora y media más tarde de lo que debía, salió por fin el vuelo rumbo a Narita. Y estaba en clase Plus! Asientos super anchos y mucho espacio para estirar las piernas, azafatas que no paraban de preguntarte si querías algo de beber, una pantallita incrustada en el asiento de delante donde podría poner muchas películas en diferentes idiomas, juegos, música... Vamos, lo mejorcito para un viaje de casi 12 horas.

Pero como la mala suerte también sabe hacer escalas, me sigió inevitablamente hasta el mismisimo asiento. Nomás entrar 5 azafatas se aseguraban que encontrabas tu sitio. Era el avión típico de las películas! Dos pisos e infinidad de asientos. A estas alturas seguro que ya supondréis que mi asiento se encontraba justo al lado del ala del avión (como no) pero en este caso era perdonable ya que el ala de ese bicho era ENORME. Hacía 3 alas del otro avión! Así que las vistas no iban a ser muy buenas.. Pero tenia mi super tele mega guay de la muerte! Para que perder el tiempo viendo nubes?!

Una vez todo el mundo había entrado el avión estubo como 40 minutos dando vueltas por la pista antes de despegar. De mientras podías ver en la pantallita el típico vídeo donde la gente se estrella, se pone su flotador y sale ordenadamente del avión con una sonrisa en la boca. Quizá los japoneses actuen así pero me da que en España para que salga 1 persona por la puerta antes ha pasado por encima de otras 5. Además, todo eso está muy bien pero de que me sirve un puto flotador si tengo un 90% de estrellarme en alguna montaña?!

Una vez el avión despega me dispongo a elegir mi 1ª película del viaje. La jungla 4.0 sería mi primera elección. Pero debido a una casualidad tremenda (jajaja) mi pantallita NO FUNCIONABA!! Y que demonios hago yo metido 12 horas en un avión donde no puedo ver nada de nada (excepto la gran ala del avión). Después de llamar a la azafata y hacerle entender mediante señas que mi tele is broken!! vino un amable azafato que me explicó que mi pantalla había perdido la conexión (o algo así entendí) Le expliqué, como pude, que hiciese el favor de encontrarla y durante un par de horas lo intentó sin éxito. Apenas podía ver un mapa donde salía mi avión, la velocidad, la distancia y el tiempo que faltaba para llegar. Así que tuvimos que tomar medidas drásticas... Dijo que lo único que se le ocurría era reiniciar las pantallas de TODO el pasaje. Y así fue, durante 2 HORAS, todo el mundo sin tele! Os podéis imaginar las miradas que me echaban toda la gente del avión. Suerte que mi compañero de asiento tuvo piedad de mi y no me escupió a la cara cuando, de repente, le cortaron oceans 13 a punto de llegar al trozo final. Era un inglés bastante legal que me acabó ayudando a entenderme con los de British Airways. Y le gustaba la cerveza cosa mala. Como poco se bebió unas 20 latas de cerveza durante el trayecto! Algo fuera de lo normal. Al final se levantaba él mismo a buscarlas...

Después de la dos horas de apagón vino lo mejor de todo. No sólo no habían arreglado mi televisión sino que habían estropeado muchas más! A partir de ese momento decidí no moverme mucho de mi asiento por si acaso.. Al final el señor azafato tuvo k hacer algo raro para que pudiesemos ver algo yo y tantas otras personas. Y lo consiguió! Nos puso a todos Harry Potter en ingles y subtitulada en japonés. Pero sólo esa película ya que cuando acababa, volvía a comenzar de nuevo. Así que me la tragué unas cuantas veces... A partir de aquí dormí lo que pude, saboree la comida y el desayuno que me ofrecieron (esta vez no pedí café para no tentar a la suerte) y al cabo de unas horas aterrizamos en Narita.

Comida y desyuno made in British Airways

SANY1862 SANY1865

Una vez en inmigración entregué los papeles que me hicieron rellenar antes de aterrizar, recogí mi amada maleta (no me la perdieron!!!) y salí de allí tan rápido como pude. Al poco descubrí que mi teléfono móvil no funciona en Japón con lo que busqué una cabina para, después de varios intentos fallidos, intentar llamar a mis padres. Luego cogí un skyliner hasta Nippori donde pude disfrutar de un paseo por Japón y un tren hasta Matsudo. No os podéis imaginar lo difícil que me resultó llevar una mochila de 10 kilos, la maleta de 25 y un sueño de muerte hasta la residencia. Si al hecho de haber millones de escaleras (no mecánicas) le sumamos que las que daban al exterior estaban mojadas por la lluvia, supongo que os podéis hacer una idea.

Vistas desde el skyliner

SANY1879 SANY1875 SANY1886 SANY1876 SANY1873

Después de mucho sufrimiento conseguí llegar a la residencia donde el manager ya me esperaba para firmar montones de papeles. Me enseñó el sitio, muy bonito por cierto, y me dejó descanar en mi incómoda cama sin colchón. Antes dí un paseo de reconocimiento por el lugar, compré unas cuantas cosas (patatas fritas, una especie de bollicao, agua, unos palitos de chocolate tipo Mikado, algo parecido al cacaolat pero mas acuoso y una taza, vamos, elementos de primera necesidad!) Después de hablar con la familia un ratillo por el skype y actualizar algo el blog me dejé caer en la "cama" y no desperté hasta las 7 de la mañana. Me tenía que duchar, intentar comer algo decente y dirigirme por primera vez hacia la escuela. Y creedme si digo que no fué nada fácil! Pero bueno, eso ya es otra historia que, si tengo tiempo, luego ya contaré.

3 comentarios:

pipa dijo...

qu dura es la vida del viajero,eh?? es mucho mejor estar aki currando, no sabes lo q te estas perdiendo.. ;)

Un beso!

carla

Turroneta dijo...

XXDDDDD el desayuno de british no debía ser tan malo, con el bocao que le has dado a la butifarra.

Marc dijo...

Te puedo asegurar que la comida de british es de lo peor que me han servido en un avion (quitando a los de iberia que no dan nada). Tenias que haber pedido comida japonesa :)

Saludos